sábado, 26 de septiembre de 2015

Cuestiones sobre el "Liber Gestorum"


En nuestra anterior entrada anotamos brevemente que algunos afirmaron que esta obra no fue escrita originalmente en catalán sino en latín, y expusimos a grandes trazos como pudo ser la génesis de esta obra en su versión catalana y latina. Ahora quisiéramos detenernos en algunos de esos puntos; y para ello quiero tomar pie en los dos primeros autores que levantaron objeciones al respecto: Joseph Villarroya y Jaime Villanueva.

Joseph Villarroya en su “Colección de Cartas Histórico-Críticas en que se convence que el rey Don Jaime I de Aragón no fue el verdadero autor de la Crónica o Comentarios que corren a su nombre”, Valencia 1800, arremetió su argumentación de modo tan vehemente como ciega y débil. Veamos un par de ejemplos de entre lo poco que tiene cierta utilidad o al menos despierta curiosidad.
1) Tacha de anacronismo y prueba de falsedad el pasaje donde el rey, narrando su primer matrimonio (a. 1221), enumera a sus consejeros y especifica que dos de ellos han muerto, siendo que la muerte de dichos nobles ocurrió en 1229. (cap. 17, Ms. 1734, f. 8r):
..... y don G. de Moncada y don G. Ramón de Moncada, que murieron en Mallorca, y de otros que no recordamos.
.... e en G. de Muntcada et en G. Ramon de Muncada, qui moriren a Mallorques, e de altres qui a nos no membren.
Pero esto únicamente prueba que el rey escribió esos capítulos años más tarde, como indican sus mismas palabras: “y otros que no recordamos”, que no tienen sentido si fuesen escritas en la época misma que ocurrieron aquellos sucesos.
2) Narrando el pleito que tuvo su madre María de Montpellier y su segundo marido, que quería dejar el señorío a su hijo Guillermo IX de Montpelier que había tenido con su amante Inés de Castilla, se lee (cap. 3, Ms 1, f. 3r-3v):
Y llevaron su pleito ante el papa, el cual les dio sentencia, e incluso hay una decretal escrita de la sentencia del papa, el cual declaraba que aquellos que eran hijos de don G. de Montpellier y de doña Inés no eran de matrimonio legal, pues fueron procreados en adulterio, pues él tenía otra mujer. Y declaró que Montpellier fuese de la reina doña María y de nos que eramos su hijo.
E tengren tant son pleyt denant l'apostoli, qui els dona sentencia si que ni ach decretal escrita de la sentencia de l'apostoli qui iutiaua aquels qui eren fiyls de en G. Montpestler e de na Agnes que no eren de leyal coniugi, car eren feyts en adulteri, hauen altra muyler. E iutia que Montpeler fos de la reyna dona Maria e de nos qui erem son fiyl
Decoración en el f. 1r del ms 1 de la Universitat de Barcelona

Villarroya tacha este pasaje de falso porque en la mencionada decretal (Inocencio III: X. 4, 17, 13) no se dice expresamente que tal hijo fuese adulterino ni que el señorío de Montpellier les perteneciese. Pero la sustancia del relato es cierta, pues aunque no dice literalmente que es hijo adulterino, sin embargo dice expresamente que es ilegítimo, y dice expresamente que un hijo ilegítimo no tiene derecho a sucesión, con lo cual abría el paso del señorío para María, y para su hijo Jaime, que fue el fruto de su tercer matrimonio.

Siguió sus pasos fray Jaime Villanueva O. P., en su “Viage Literario á las Iglesias de España” (t. 18, Carta 129, p. 248-259), Madrid 1581, quien tuvo ocasión de hojear el ms 64, cuando se hallaba en la biblioteca de las Carmelitas Descalzas de Barcelona. Él saca las siguientes conclusiones:
1) Existían en el archivo real “algunas memorias en lemosín de los hechos de don Jaime” (p. 251), memorias que él imagina obra de diversos autores contemporáneos al rey Jaime.
2) A partir de esas obras Marsili escribió en latín una obra nueva y original.
3) Respecto al texto catalán, lanza esta hipótesis: “¿Qué diremos? ¿que entonces se forjó y zurció de los Comentarios latinos del P. Marsilio, poniendo en lemosín y en primera persona lo que aquel escritor dijo en tercera? Yo no lo afirmo; pero las sospechas son vehementes” (p. 258).
4) Afirma que “tengo por cierto que el rey don Jaime ni escribió esta su Crónica lemosina ni aun aquellas otras memorias que sirvieron a Marsilio de original” (p. 252). Para ello se basa en el argumento del silencio: ni el mismo Marsili ni Ramón Muntaner (historiador contemporáneo a Jaime I) mencionan explícitamente que el rey sea autor de dicha obra. Y entonces “antes de ese año 1343 nadie que sepamos conoció esta obra, escrita en nombre y persona del rey don Jaime I” (p. 257).

Vemos que ahora se admite la existencia de textos en catalán previos a Marsili, (pues reconoce que tantos detalles solo pudo darlos un testigo presencial, no Marsili); sin embargo se niega que sean los mismos que tenemos hoy, pues el texto catalán que hoy existe no sería otra cosa que una traducción del texto latino de Marsili. Y por último se niega que Jaime I sea autor ni de los textos perdidos que usó Marsili, ni evidentemente del texto catalán actual.
Sobre la autoría del texto y el silencio de sus contemporáneos al respecto hablaremos en otra entrada. Ahora quisiera que pensemos en el reto que significa demostrar: 1) que el texto catalán del ms 1 y el ms 1734 (de 1343 y 1380, los más antiguos que hoy existen) no son traducción del texto latino de Marsili (de 1314), sino al revés; 2) que estos textos catalanes son copia de un ejemplar similar, que fue el que usó Marsili.
En realidad ambas cuestiones son las dos caras de una misma moneda, pues nadie puede negar que el texto latino y el catalán son el mismo relato en distinta lengua. La duda solo puede surgir respecto a cuál es el original y cuál la traducción. Si la respuesta fuese favorable al texto latino, se abriría una segunda cuestión respecto a esos textos en lengua vulgar que se hallaban en el archivo real y que Marsili declara que usó para su edición. Pero si la respuesta es favorable al texto catalán, la cuestión queda cerrada, pues sería evidente que Marsili encontró en el archivo real un texto en catalán del cual son copia altamente fiel los ms 1 y 1734, además quedaría claro que no eran distintas obras, sino una sola obra ya acabada.
En nuestra anterior entrada ya abordamos esto desde el prólogo y colofón del mismo Marsili, en el que se muestra de modo indudable que su obra es traducción de una obra en lengua vulgar que se hallaba en el archivo real. En especial subrayo el modo de entender ciertos pasajes del prólogo (collecta, reducerentur, unum .. redderent codicem) que algunos entendieron como indicando diversidad de fuentes y un trabajo de elaboración creativa de Marsili, cuando lo que sugiere es un trabajo extra de poner orden en una obra no encuadernada, con hojas revueltas, sin divisiones ni títulos, con párrafos anotados al margen de página, etc.
Decoración del f. 182r del ms. 1 de la U. B.

Ahora quisiera iluminar las cuestiones arriba planteadas a través de la comparación del texto latino y el catalán. Quede claro que el grueso de ambos textos tiene un alto grado de concordia. Pero son los pasajes donde hay diferencias los que pueden ayudarnos a clarificar su jerarquía.
Las diferencias pueden dividirse en cuatro grandes grupos: añadidos, omisiones, distinta lectura y distinto orden.

Los añadidos o ampliaciones son reflexiones, explicaciones, datos extra o meros adornos retóricos: es el sello que en mayor o menor medida dejan los traductores. Antiguamente no existía la nota a pie de página, así que para explicar algo simplemente se agregaba en el texto. Pero el afán de protagonismo a veces llevaba a añadir sus propias reflexiones o nueva información que consideraba útil. Esto es fácil hallar en el texto de Marsili, y el lector que compare ambos textos rápidamente lo detectará por sí mismo. No me detengo en este punto.
Las omisiones pueden ser involuntarias, es decir por descuido se salta una palabra o un párrafo, o voluntarias, es decir por deseo de simplificar el relato. Las omisiones involuntarias son muy frecuentes en los manuscritos, pues lo largo del trabajo hacía que el copista bajase la atención y saltase palabras o párrafos, a veces páginas incluso. Tengamos en cuenta que tanto los textos catalanes como el latino son copias, y por ello es normal que cada cierto trecho veamos que uno u otro omite algo. Esto simplemente indica que eran seres humanos quienes los copiaron. Muy distinto es el caso de la omisión a propósito o simplificación, pues ello nos permite detectar al traductor que movido por la prisa diluye los relatos o frases complejas.
Un ejemplo de simplificación de Marsili lo vemos en este texto. Aquí no se trata de una omisión por descuido, sino que a propósito se ha suprimido la intervención del rey para simplificar el relato. En negrita la parte que falta en el texto latino (catalán: 133: 7-8; latín: 3: 10)
7. E dix Ferrando Dieç: “Senyor, io son aqui dels menors de uostre conseyl, mas, quesque us diga negu, a Morela anats, e manats alforrar los peons de Terol e de les aldeas, e que us siguen tant con poran e que lexen tots los serrons”.
10. Et Fernandus Didaci ait: “Domine, ego sum minor in consilio uestro, sed quicquid dicant alii, uersus Morellam iter facite, et precipite peditibus Turoli et aldearum quod ueniant post uos quantum potuerint, et quod omnes dimittant carrones et sarcinulas, et non tardent.
8. E nos entenem que deya ço que meylor era, car, enans deu hom atendre a les grans faenes que a les menors. E dix nos que pensassem de cuytar, que gran carrera hauia d'aquel loch tro a Morela.
* * * * * * * * * * * * * * * * * * *
* * * * * * * * * * * * * *
* * * * * * * * * * * *
Et festinate, quia magna uia nobis restat usque Morellam”.

Otro ejemplo de simplificación a propósito lo tenemos aquí, donde se ha quitado aquellos pasajes que introducían más complejidad al relato, pero se ha hecho de modo que no se note el corte. (catalán ; latín 3: 21-23):
2. E don Ferran Pereç de Pina, qui era cap de les guaytes, enuia ens missatge que don Blasco hi uolia entrar, e que manassem que faessen. E enuiam los a dir que, si entrar hi uolia, que no li lexassen entrar, e que uingues denant nos.
21. Et Fernandus Peres, qui erat caput excubiarum, significauit hoc regi per nuncium. Et recepit responsum quod si uellet ingredi in Morellam, non permitteret, sed ei diceret quod ad presentiam regis se citius presentaret.
3. E enans que nostre messatge fos la, don Blasco cuytaua se d'entrar con abans podia. E FFerran Pereç de Pina acosta's a ell e dix li: “¿Que sera, don Blasco?” E ell respos: “Uuyll entrar en Morela e manare con ho fassen e puys ire ueer el rey”.
22. Et * * * * * * dum Blasco festinaret ut ingrederetur, accessit ad eum Fernandus Peres de Pina et ait: “Quid erit hoc, Blasco?” Et ille: “Intrabo, inquit, in Morellam et ordinabo, inquit, que ibi facienda fuerint, et postea uisitabo regem”.
4. E en tant acosta's a ell, aquel que nos hauiem trames, a la orella e dix li que nos manauem que no li lexassen entrar. E dix li FFerran Pereç: “Don Blasco, lo rey uol que anets a ell”.
23. * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
Et dixit ei Fernandus Peres: “Rex precipit quod eatis et uideatis uos cum eo”.
Documento por el que se concede a Blasco de Alagón todo lo que conquiste en tierra de moros. Foto de la Universitat Jaume I. Campus Obert.

Los casos de distinta lectura suelen darse a causa del mal estado del ejemplar original, de la caligrafía dudosa, o la distinta interpretación de abreviaturas (muy frecuentes entonces). Esta comparación es más útil entre textos del mismo idioma, como veremos en la comparación de los textos catalanes más antiguos. Aquí pasamos por alto este punto.
Respecto al distinto orden de párrafos puede deberse a un error (raro), o al hecho que dichos párrafos estaban escritos en el prototipo al margen o al pie de página sin una clara indicación de cuál era su puesto exacto en el relato. Así Marsili lo ve y lo coloca en un lugar; el copista catalán viendo lo mismo, juzga de otro modo y lo coloca en otra posición. Y esto suele ocurrir porque la frase o sección se presta a ser intercambiada.
Por ejemplo en 134: 4 / 3: 16 vemos que su puesto no es ilógico en ninguno.
14. Et ascendit rex et peruenit usque ad montem paruulum qui apparuit in ascensu uersus Morellam. * * * * * * * * Et expectauit familiam uenientem.
4. E puiam la costa. E fo a I puget que se feya en la costa de Morela, e meteren li puys nom “Pug del Rey”. E estiguem aqui esperan la companya que uenia.
15. Et disposuit rex equestres excubias et pedestres, ut nullus intrare ualeat uel exire usque ad sequentem diem, quum deliberassent quod facere oporteret.
5. E apareyllam nostres guaytes a caual e a peu, que nuyl hom no pogues entrar ne exir tro en l'altre dia que haguessem nostre acort.
16. Et tota illa nocte remansit rex in illo monticulo, unde et postea nomen assumpsit et dictus est “Podius Regis”.
6. E iaguem tota la nuyt en aquel pug * * * * * * * * * *.

En el siguiente cuadro tenemos los temas tratados en los cap. 127-128 del Llibre. En la columna de la derecha vemos el orden de esos mismos temas en el texto latino (tercera parte, cap. 1 y 2). En negrita los textos en distinto orden. El + indica un texto ampliado. El pasaje de Liber 2, 6 no aparece porque es un añadido de Marsili.

Nacimiento del proyecto de conquistar el reino de Valencia
127, 1
127, 2
127, 3
127, 4
127, 5
Jaime en Alcañiz con el Maestre del Temple y don Blasco
El Maestre sugiere conquistar Valencia
El Maestre pide que Blasco de su opinión
Blasco dice que dirá todo lo que sabe
Jaime ruega que le diga por dónde entrar primero
1, 2
1, 3
1, 4
1, 5
2, 7
Intervención de Blasco
128, 1
128, 2-3
128, 4
128, 5
128, 6-7
Es acertado proyectar conquistar Valencia que está a las puertas
Valencia es la mejor tierra; él estuvo ahí algo más de 2 años
El reino de Valencia tiene una extensión de 7 jornadas
Dios lo quiere y será lo mejor que conquiste
Blasco aconseja no sitiar un poderoso castillo sino Burriana
1, 6
1, 7-8+
1, 10+
1, 9
2, 8-9
128, 8
129, 1
El Mestre corrobora que Burriana es fácil de conquistar
Jaime tiene por bueno el consejo de Blasco y lo aprueba
2, 10
2, 1
Intervención de Jaime I
129, 2-3/ 130, 1
130, 2-3
130, 4
130, 5
130, 6
131, 1-2
Jaime recuerda una anécdota cuando estuvo en Cap de Pera
Proyecto de nueva boda con la hija del rey de Hungría
Proyecta llevar tropas por tierra y mar contra Burriana
Una vez conquistada Burriana, llevará ahí a la reina
Al quedar aisladas y sin víveres se rendirán otras ciudades
Después ocupara El Puig y sitiará Valencia
2, 2-5
2, 11-12
2, 13
2, 14
2, 15
2, 16-17
131, 3 Blasco y el Maestre aprueban. 2, 18

Conclusión: Las ampliaciones y omisiones confirman por vía positiva y negativa la mayor jerarquía del texto catalán, del cual es traducción el texto latino.
Los casos de distinto orden confirman como tanto el texto latino como el catalán bebieron en último término de un mismo prototipo que estaba en cierto desorden, quizás en cuanto no encuadernado, y estaba redactado de modo confuso en algunos pasajes. Todo esto confirma a su vez el modo cómo debe entenderse el trabajo editorial que realizó Marsili y que él describe en su prólogo y colofón.

viernes, 18 de septiembre de 2015

El "Liber Gestorum" o "Llibre dels Fets" de Jaime I


Aunque desde el 2013 tenía en el cajón el proyecto de traducción de la monumental compilación titulada “Opus Aureum” (véase entrada 9/10/2013: aureum-opus-un-tesoro-de-la-valencia), recién este verano he encontrado tiempo para poner manos a la obra.
Y la primera cosa que se presenta al empezar el “Opus Aureum” es una porción de otra obra: la larga sección del “Llibre dels Fets” dedicada a la conquista de Valencia. Estuve tentado de pasar por alto esta sección, por dos razones: porque está escrita en catalán medieval y porque significaba alargar más un trabajo ya inmenso. Sin embargo (aquí tocaría decir que el buen rey Jaime I se me presentó en sueños y me rogó difundir su obra) al final más pesó el hecho que forma parte del “Opus Aureum”, que la versión que ahí aparece ha sido menos estudiada, y que en general es una obra que todavía no ha recibido la atención y la difusión que su importancia merece.
Para llegar a un término medio opté por ocuparme del “Llibre dels Fets”, pero solo en la sección expuesta en el “Opus Aureum”, es decir, la parte relativa a la conquista de Valencia. Sin embargo, para saciar un mínimo de rigor y en vista de la penuria de fuentes libremente accesibles, antes de ocuparme del texto del “Llibre” en el “Opus Aureum”, he visto conveniente publicar primero las ediciones en catalán más antiguas (solo la sección sobre la conquista de Valencia) y ofrecer algunas pinceladas sobre su versión latina. De modo que lo que se presentaba como un trabajo extra ha terminado por ser tres trabajos extras: 1) la versión latina del “Llibre”; 2) las ediciones catalanas más antiguas del “Llibre”; 3) la edición de la parte del “Llibre” expuesta en el “Opus Aureum”.

Prólogo de Pere Marsili, en el ms 64, f. 6r.

El ejemplar más antiguo que se conserva de esta obra está escrito en latín, obra del fraile dominico Pere Marsili, por orden del rey Jaime II. El hecho que el ejemplar más antiguo que se conserva esté en latín llevó a algunos a sospechar que quizás la obra original no fue escrita en catalán, e incluso que el rey Jaime I no era su autor. Actualmente la abrumadora mayoría de estudiosos opina que el original fue escrito en catalán y que el rey Jaime I es su autor, aunque todavía algunos porfían que debió tener algún colaborador, cuyo grado de participación se discute.
La preeminencia del texto catalán no quiere decir que la traducción de Marsili sea superflua. Un estudio del Llibre, que prescinde del Liber, será deficiente. De hecho, actualmente todavía hay que profundizar más la relación entre el texto latino y el texto catalán, pues ambos textos pueden iluminarse recíprocamente.
Respecto al manuscrito original y al trabajo editorial que realizó, el mismo Pere Marsili nos deja claro que: 1) previo a su trabajo ya existía un texto en lengua vulgar; 2) no eran varios textos a partir de los cuales él crea una obra, sino una sola y única obra, ya acabada, pero en cierto desorden (quizás algunos folios sueltos y notas en los márgenes) y sin indicación de páginas o capítulos; 3) al existir un único ejemplar y en estado caótico la obra permanecía casi totalmente desconocida; 4) queda implícito que la primera, y fatigosa, tarea que realizó Marsili fue “poner en orden” el texto primigenio; 5) luego lo tradujo al latín, adornándolo y ampliándolo en cuestiones secundarias, y su versión latina la dividió en partes y la organizó por capítulos.

Jaime I, Liber Gestorum, Prólogo de Pere Marsili, n. 5
5. Y aunque los reinos conquistados por él, arrancadas las zarzas de la infidelidad, sembrada la semilla viva de la fe católica, le elevan perpetuas alabanzas tanto divinas como humanas, y lo conservan perenne y felizmente en las mentes de sus gentes; sin embargo más razonable pareció a ojos del ilustrísimo señor Jaime II, rey de Aragón, Valencia, Cerdeña, Córcega, conde de Barcelona, abanderado, almirante y capitán general de la santa Iglesia romana, que las hazañas de su victoriosísimo abuelo, en tiempos antiguos reunidas de modo veraz pero en lengua vulgar, y depositadas en los archivos de la casa real para perpetua memoria de su éxito, fuesen hechas públicas, escritas en lengua latina, dividida por capítulos según la diversidad de temas, y que se trasladase a un único volumen histórico y ordenado cronológicamente, en el que se tejiese toda la serie de hazañas de dicho rey, su abuelo, y Dios sea alabado en su real brazo y en su gloriosísimo príncipe por los lectores.
5. Et quanuis regna per eum acquisita, euulsis infidelitatis uepribus, catholice fidei uiuo superseminata semine, eum perpetuis laudibus attollant diuinis pariter et humanis, et conseruent perenniter et feliciter in memoriam hominum; tamen ualde rationi consonum in oculis illustrissimi domini Iacobi Secundi, regis aragonum, Ualentie, Sardinie et Corsice comitisque Barcinone, ac sancte romane Ecclesie uexillarii, admirati et capitanei generalis, apparuit ut uictoriosissimi aui sui gesta, pristinis temporibus ueraci stilo sed uulgari collecta, ac in archiuis domus regie ad perpetuam sue felicitatis memoriam reposita, reducerentur in medium, atque latino sermone diserta, et per capitula iuxta conclusionum uarietatem distincta, unum historialem et cronicum redderent codicem, in quo tota dicti regis, aui sui, magnorum factorum texeretur series, et Deus in suo regali brachio ac gloriosissimo principe a legentibus laudaretur.

Y si todavía alguien dudase, tenemos el testimonio del ms. 1018 (que en todo se muestra fidelísimo al ms 64, que es el más antiguo en latín, pero que ha perdido los últimos folios) que nos transmite la conclusión final de la obra:

Jaime I, Liber Gestorum, Conclusión de Pere Marsili. Ms 1018, f. 192v.
Este libro fue traducido de lengua vulgar al latín, organizado en cuatro partes principales, y dividido en capítulos, por el antedicho fraile en la ciudad de Barcelona, reinando el ilustrísimo señor rey Jaime, rey de los aragoneses, de Valencia, Cerdeña y Córcega, conde de Barcelona, y abanderado, almirante y capitán general de la santa Iglesia romana, el año del Señor 1313, el 4º día antes de las nonas de abril (= 2 de abril).
Hic liber de uulgari in latinum translatus est, per quatuor sui partes principales distinctus, et in certa capitula diuisus est per dictum fratrem in ciuitate Barcinonae, regnante illustrissimo domino regi Iacobo, rege aragonum, Ualentiae, Sardiniae ac Corsicae, ac comite Barcinonae, ac sanctae romanae Ecclesiae uexillarum, almirantis et capitanei generalis, anno Domini millesimo trecentesimo tercio decimo, quarto nonas aprilis.

Queda claro entonces que un doble mérito corresponde a Marsili: 1) Haber devuelto su orden al texto primigenio catalán, lo cual facilitó que después pudiesen hacerse copias del texto original. 2) Su edición latina, aunque pierde el dinamismo narrativo (al cambiar el relato en primera persona por la tercera persona) y sus añadidos son casi siempre meramente retóricos, sin embargo algunas digresiones tienen información útil, en general sirve para confirmar o aclarar algunos pasajes del texto catalán y se debe reconocer que gracias a su trabajo esta obra se abrió al mundo erudito de entonces.
El prólogo en el ms 1018, f. 6r.

Un último apunte. Cuando Marsili realizó el encargo, no solo se redactó un ejemplar, como claramente queda atestiguado en el ms. 64:

Carta de fray Pedro Marsili al rey Jaime II (ms 64, f. 5r)
Ilustrísimo señor rey Jaime, a vuestra regia majestad humildemente suplica fray Pedro Marsili que, siendo que la prudencia regia mandó escribir en pergamino este “Libro de las Hazañas” de vuestro victoriosísimo abuelo, que este otro se entregue a fray Pedro, para que siempre esté en la biblioteca comunitaria del convento de Mallorca de los Frailes Predicadores, para que cuando el último día del año se celebre la fiesta anual de la conquista de la ciudad de Mallorca para gloria de Dios y digno recuerdo de su afortunadísimo príncipe de perpetua alabanza, los frailes, que en dicha solemnidad tienen que predicar ese día a todo el clero y el pueblo, puedan recurrir a esta obra e informarse cabalmente de la veracidad de esos sucesos.
Regie uestre magestati, illustrissime domine rex Iacobe, humiliter suplicat frater P[etrus] Marsilii quatinus, si regia circumspectio hunc Librum Gestorum uictoriosissimi aui uestri in pergameno scribi mandauerit, hic detur ipsi fratri P[etro], ut semper sit in communi armario Fratrum Predicatorum conuentus mayoricensis, ut, quando de acquisitione ciuitatis mayoricensis ultima die anni annuum festum agitur ad Dei gloriam et sui felicissimi principis perpetue laudis dignam memoriam, fratres, qui in dicta sollempnitate habent illa die toti clero et populo predicare, ad hoc opus recursum habeant et de ueritate factorum plenius informentur.
En Cristo. In Christo.

Respuesta del rey Jaime II (ms 64, f. 5r)
Nos y nuestra casa estamos, y debemos estar, agradecidos por vuestro servicio, fray Pedro. Gratum habemus, et habere debemus, uestrum seruicium, frater P[etre], et nos et domus nostra.
Y de inmediato ordenamos a nuestro tesorero que la presente obra sea escrita en pergamino y adornada con letras e ilustraciones doradas. Et nunc precipimus thesaurario nostro quod presens opus scribatur in pergameno et litteris et istoriis aureis rubricetur.

Como hemos podido leer, se ejecuta un ejemplar de lujo para el rey Jaime II y a petición de Marsili el rey financia otro, igualmente de lujo, para los dominicos de Mallorca: "adornado con letras e ilustraciones doradas" (que es probable que se trate del ms. 40 del Arxiu de Mallorca).
Pero el ms. 64, que es el más antiguo que sobrevive, no parece encajar con la descripción de ninguno de esos dos, pues el ms. 64 está escrito a prisa, con una terrible caligrafía y carece de ilustraciones. Por lo tanto queda claro que entre 1313-1314 se realizaron por lo menos tres ejemplares de la versión latina.
Para acabar señalamos los 4 ejemplares latinos más antiguos que han llegado hasta nuestros días:
Ms 64 (a. 1314) de la Biblioteca Universitaria de Barcelona. Ha perdido los últimos (quizás 8 o 10) folios, desde el c. 45 de la cuarta parte hasta el final. Disponible on line.
Ms 40 (s. XIV) del Arxiu del Regne de Mallorca. Contiene solo el segundo libro y su respectiva traducción al catalán. Anotaciones marginales (realizadas entre 1505 - 1634) indican que fue usado para el “Sermón de la Conquista”. No disponible on line.
Ms S.I. - A. 76 - t. 2 (s. XIV) del Arxiu Capitular de Mallorca. Contiene solo el segundo libro y su respectiva traducción al catalán. No disponible on line.
Ms 1018 (s. XVI) de la Biblioteca de Catalunya. Texto completo. Disponible on line.
Naturalmente en mi traducción me valgo de los dos textos disponibles on line.
Puedes leer el texto latino y la traducción de algunos capítulos aquí:
https://sites.google.com/site/magisterhumanitatis/historia-medieval/llibre-dels-fets/liber-gestorum-de-pere-marsili